¡Bienvenidos!

Hola, mi nombre es Renato Odar. Desde hace 3 años, en este blog trato de compartir algo de mi experiencia como ingeniero de industria alimentaria.

También puedo asesorar en temas de industria alimentaria y también en la implementación de sistemas HACCP. Correo de contacto: jrodarz@gmail.com / Cel. 97645-5427

Los comentarios que quieran hacer, con toda confianza al grupo de Facebook! http://www.facebook.com/alimentarias

Usa el buscador para temas tocados anteriormente.

Buscar este blog

Cargando...

martes, 24 de junio de 2008

FAO: Alimentos modificados genéticamente no constituyen riesgo para la salud

Según el experto de la FAO, Juan Izquierdo, la biotecnología constituye un instrumento poderoso para la seguridad alimentaria

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ratificó hoy que los actuales alimentos modificados genéticamente, comunmente denominados transgénicos, no constituyen un riesgo para la salud. Asi lo afirmó el Oficial Principal de Producción Vegetal de la Oficina Regional de la FAO, Dr. Juan Izquierdo.
Bajo esa premisa, el experto de la FAO consideró que la biotecnología constituye un instrumento poderoso para la seguridad alimentaria "cuando es integrada debidamente con otras tecnologías, cuando es utilizada para resolver problemas de países pobres y para aumentar la seguridad alimentaria, cuando es apoyada por un sistema de bioseguridad nacional y cuando está basada en la decisión soberana de un país".

En el marco de la videoconferencia "Calidad e inocuidad de los alimentos modificados genéticamente: posición y rol de la FAO", Izquierdo destacó desde Santiago de Chile, la importancia de poner en marcha una adecuada política de bioseguridad, que permita garantizar el uso sostenible y seguro de la biotecnología, mejorar su aceptación, cumplir con obligaciones internacionales y proveer un mejor entorno legal para el comercio internacional.

Tales afirmaciones del experto de la FAO desbaratan los mitos y desinformaciones que realizan algunos sectores sobre los posibles efectos negativos del cultivo y consumo de alimentos modificados genéticamente, agregando a sus palabras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene similar opinión en el sentido que los alimentos transgénicos no afectan a la salud.

Por otro lado, Izquierdo anotó que en muchos países en vías de desarrollo todavía hay un déficit de capacidades para definir prioridades de biotecnología y tener acceso a tecnologías específicas para sus necesidades particulares. Enfatizó que la implementación de programas de colaboración regional pueden integrar, pero no sustituir, los esfuerzos internos de cada Nación.
En ese contexto, comentó que la FAO está apoyando en el fortalecimiento de capacidades en biotecnología y bioseguridad, a solicitud de países como Bolivia, Paraguay, Nicaragua, Suazilandia, Benin, Croacia, Grenada, Malasia, Kenia, Tanzania, Uganda, Colombia, Costa de Marfil, entre otros. El apoyo consiste en asistencia legal para la preparación de borradores de legislaciones sobre el tema, entrenamiento de los cuerpos de reguladores en análisis de riesgo, talleres nacionales, etc.
Remarcó que en la actualidad ya se dispone de una importante base de investigación en cuanto biotecnología, de una amplia utilización de organismos modificados genéticamente, de experiencia en manejo de bioseguridad, aunque los niveles de avance son diferentes entre los países.No obstante, dijo que es necesario construir o ajustar las políticas de biotecnología, contar con marcos regulatorios adecuados, capacitar recursos humanos y tener sistemas de información y participación del público.

Cultivos en expansión
Izquierdo refirió que la expansión de la superficie sembrada de cultivos modificados genéticamente ha sido importante en los últimos 10 años en el mundo. Actualmente es de 114,3 millones de hectáreas.
Precisó que solo entre el 2006 y el 2007 la superficie sembrada de cultivos modificados genéticamente aumentó en 12,3 millones de hectáreas.
El funcionario de la FAO informó que actualmente 23 países realizan cultivos transgénicos beneficiando a agricultores y consumidores. De este total, 12 son países en desarrollo, de los cuales, ocho pertenecen a América Latina y el Caribe.
Sin embargo, manifestó que, considerando que se usan como alimento, los productos modificados genéticamente deben ser sometidos a análisis de riesgo caso por caso.

La biotecnología y los OGM
El experto definió a la biotecnología como el conjunto de técnicas que emplean organismos o sustancias derivados de ellos para obtener productos úitles, procesos y servicios.
A modo de ejemplo, señaló que un cultivo (producto) desarrollado mediante biotecnología es resistente a enfermedades causadas por virus. El servicio viene a ser la utilización de ciertas especies de plantas para extraer cantidades útiles de níquel de suelos contaminados (bio-remediación). Y que proceso comprende la producción de insulina recombinante, interferon, vacunas.
Luego, subrayó que los organismos genéticamente modificados (OGM) son aquellos en los cuales el material genético (ADN) ha sido modificado por medio de la ingeniería genética con el propósito de transferir genes seleccionados de una especie a otra (o dentro de la misma especie) con un propósito bien definido. La tecnología utilizada se denomina tecnología ADN recombinante.
Tomado de El Comercio