¡Bienvenidos!

Hola, mi nombre es Renato Odar. Desde hace 3 años, en este blog trato de compartir algo de mi experiencia como ingeniero de industria alimentaria.

También puedo asesorar en temas de industria alimentaria y también en la implementación de sistemas HACCP. Correo de contacto: jrodarz@gmail.com / Cel. 97645-5427

Los comentarios que quieran hacer, con toda confianza al grupo de Facebook! http://www.facebook.com/alimentarias

Usa el buscador para temas tocados anteriormente.

Buscar este blog

Cargando...

martes, 11 de agosto de 2009

Armando un kit de industrias alimentarias

Recuerdo que una profesora recomendaba que para un ingeniero de industrias alimentarias es conveniente ir armando poco a poco un kit con instrumentos que servirán cuando uno visite a una planta de alimentos, como si fuera un médico con su maletín.

Así que, además inspirado por una idea que leí en el excelente blog de Arturo Goga sobre hacer listas, voy a intentar armar una lista con los equipos que considero más útiles. Vale mencionar que esta es una lista a titulo personal, que depende mucho de que producto quieras
trabajar y además el costo.

1. Termómetro manual, básico. Gran parte los procesos de industria alimentaria tienen que ver con calor, así que tener un termómetro a la mano siempre es bueno. Indispensable para personas que piensan hacer proyectos caseros ¿quieres hacer yogurt, caramelos, mermeladas o chancaca en casa? Lo necesitas.
Claro, comenzamos los problemas, ¿Cuál escoger? Uno digital manual, como esos clásicos de tapita roja que les dicen tipo lapicero, son los que yo recomendaría. Ojo que se sacrifica un poco de precisión (los de vidrio y mercurio son más precisos) pero el factor costo influye. Vienen en distintos tamaños así que para decidir hay que ver cual es el medio en donde se va a usar.

2. Balanza, siempre tener una balancita en la cocina ayuda ¿no es cierto? Más aún a un ingeniero de alimentos. Sobretodo para comprobar cuanto de aditivo utilizar. Una balanzita que pese hasta 100 gr. y una precisión de dos decimales es útil. Nuevamente menciono, este rango es totalmente relativo porque depende de la escala de producción y el uso final que se le va a dar.

3. Refractómetro manual, ya hablamos de los usos de los refractómetros. Yo he usado los refractómetros manuales y no tienen comparación con los digitales, mucho más fáciles de utilizar, sin embargo la facilidad de transportar los manuales y llevarlos en un maletín sin preocupación influyen en esta decisión. Además que los podemos usar en campo (como para ver el grado de madurez de la fruta), sin tener que necesitar energía eléctrica. Cabe señalar que estos refractómetros tienen rangos por lo que vale la pena escoger el que tenga mayor rango posible, que a la vez implica darle la mayor variedad de usos posibles.

4. Pipetas de precisión, las de precisión son aquellas que tienen globito en vez de las que vienen graduadas. Hay varias medidas de pipetas de precisión que van desde uno a 10 mililitros. Si se piensa invertir sugeriría un juego de tres pipetas (1 mL, 5 mL y 10 mL). Una pipeta de precisión, como su nombre lo sugiere, es más precisa y conveniente al momento de tomar muestras en el momento que se requiera. Notarán que es el único material de vidrio que sugiero. ¿Porque no vasos de precipitación o un erlenmeyer? Hablando crudamente, porque al final los puedes reemplazar por algún otro objeto de vidrio limpio y claro. ¿Porqué no buretas? Porque las pipetas son más fáciles de usar. Aunque claro, si te alcanza el dinero para una bureta automática no estaría demás una.

5. Placas petrifilm, que sirven para ver crecimiento microbiano. Estaba pensando recomendar las famosas placas Petri a las que tienes que poner un sustrato a base de algas para poder utilizar. Pero felizmente, me acordé de estas prácticas placas diseñadas por 3M. Hay de varios tipos pero la que más he usado (y creo que usaré) son las placas para recuento aeróbico.

BONUS: Mechero (o una cocinilla), para cocinar o calentar pequeñas cantidades de productos o muestras. En lo personal, hasta ahora no lo he necesitado sobretodo porque las plantas que he visitado tenían uno a la mano siempre. Claro que si empezará de cero, preferiría adquirir los demás antes de uno de estos.

También quiero mencionar que no sugiero salir corriendo a comprar cada uno de estos equipos, sin embargo vale la pena ir pensando invertir en uno por uno sobretodo si lo que más se busca es hacer trabajos en la práctica.

Ahora, ¿cuál creen ustedes que son los equipos más prácticos para un ingeniero de industrias alimentarias? ¿cuál te ha servido más? ¿cuál te hizo falta?